Otras
4 Mar, 2019

Momento mindfullness: beneficios de la música para meditar

musica-para-meditar

Seguramente sean varias las veces al día que pensás en parar un poco la actividad extrema y dedicarle aunque sea un momento a relajar y descargar el estrés. Es que la vorágine de una jornada tipo muchas veces está repleta de obligaciones y compromisos, y la idea de un momento en off puede ser muy reparadora. Si estás en este plan, seguí leyendo este artículo para descubrir cómo lograrlo y cómo incorporar la música para meditar. ¿Lista para bajar un cambio?

De qué se trata el mindfullness

Puede que hace mucho estés pensando en empezar una práctica que te ayude a relajar y disminuir la ansiedad y no encuentres el momento para hacerlo, o el lugar, al creer que demanda mucho esfuerzo y despliegue. Y eso es, justamente, lo bueno de la práctica que hoy te proponemos. Esta técnica de meditación no busca que quienes la practican sigan una filosofía de vida o un comportamiento específico que acompañe a la rutina de meditación. El momento mindfullness es sólamente eso: un momento. La idea es, mediante la concentración plena, lograr un estado de atención centrado en la relajación, un pensamiento o algún elemento de la percepción. Eso mismo podés hacer en tu casa cuando volvés del trabajo, en un hueco entre tus actividades diarias o durante la noche antes de ir a dormir. Es genial porque ayuda mucho a conocernos, disminuir la ansiedad y el estrés, terminar con el insomnio y aumentar nuestra energía. Entre muchos otros beneficios.

Hay muchas maneras de llevarlo a cabo y con la práctica podés ir adaptando tus momentos a tus propias técnicas. Para que sepas por dónde empezar, te damos algunos consejos prácticos:

Escuchar música

Sí, como ya te adelantamos, escuchar música mientras meditamos tiene grandes beneficios para la concentración y el estado de consciencia, ya que este elemento nos influye a nivel emocional y físico. Escuchar sonidos de la naturaleza, música clásica o instrumental crean atmósferas y sensaciones hipnóticas súper relajantes. En internet podés encontrar todo tipo de ejemplos de distintos sonidos con los que podés ir probando hasta encontrar el que acompañe mejor tu mood.

Contar hasta 10

En distintos momentos del día podés poner en práctica este ejercicio: cerrá los ojos y empezá a contar hasta 10. Si en algún momento te distraés y tus pensamientos van a cualquier lado, tenés que volver a empezar. 

Meditar por 1 minuto

Concentrarse en la respiración durante un minuto, al inhalar y exhalar profundamente, es una forma muy efectiva de prestarle atención a tu cuerpo y a su ritmo. Ayuda a bajar la ansiedad y te conecta con tu organismo. 

Estos son algunos de los momentos que podés tomarte para fortalecer tu energía y sentir como bajás mil revoluciones. ¿Suena bien, no? Como complemento de estos ejercicios, es súper importante que dediques un rato a desconectarte con un ritual exclusivo para cuidarte. Podés hacerte un baño de inmersión (¡teléfono en modo avión!) y aprovechar para hacerte una mascarilla como la Mascarilla de Arcillas Puras de L’Oréal Paris que es ideal para detoxificar y purificar. ¡Justo lo que necesitás!

  • TAGS

Productos relacionados

Mascarilla Arcillas Puras | L'Oréal Paris

Mascarilla Arcillas Puras | L’Oréal Paris

comprar